Lunes, 29 de junio de 2009

Qué lío...
Todo se me mezcla
sin que yo quiera.
Lo cotidiano, lo personal,
el trabajo, la distracción...
Lo peor de todo es que no sé
cómo desenredarlo.
Todo esto me crea un vacío
que me hace sentir un aburrimiento constante.
Sigo la corriente de la gente,
observo y observo...
y todo esto no me lleva a nada.
Intento no salirme
de lo que he de lograr,
pero a veces la tentación es muy fuerte
y casi olvido lo que en verdad quiero.
No tengo ideas suficientemente fijas
y mis sueños son lejanos...
Percibo mucha hipocresía
y en la gente ya casi no confío.
Noto que me estoy volviendo de piedra,
pero si realmente me convirtiera en una,
me gustaría ser mármol;
porque aunque no sea totalmente blanco
tiene formas negras que lo hace más bello
y me hace ver que
la imperfección puede ser hermosa.


Publicado por Jmee @ 16:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios