Jueves, 29 de abril de 2010

Cuando pude tocar el Cielo
y pude sentir tu presencia
parecía una ilusión,
un sueño,
pero a diferencia de ellos,
esto era inolvidable.
Todo giraba en torno a ti,
mas ahora todo cae;
nada ya tiene valor,
ni gracia,
ni sentido,
ni satisfacción.

¿El pasado?
ahí está,
aliviando engañosamente
mi miedo hacia lo próximo.

¿Y el futuro?
ya no lo veo,
huyo d'él,
con temor
a que todo salga mal,
a que mi voluntad cambie.


Sin embargo,
mi voluntad...
creo que no ha cambiado,
sino que se ha ido.
¿Cómo puedo prosperar
si no tengo ganas
de continuar?


Cuando pude tocar el Cielo
fue como estar en el mar,
donde parece infinito y vivo,
pero siempre tiene fin.

Aunque, ahora, en el Infierno,
donde la luz se ve oscura,
y el dolor es suave pero continuo,
mis emociones se revuelven
pero siempre tienen fin.


Publicado por Jmee @ 17:09
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de septiembre de 2010 | 4:48

hoola Jmee precioso esta bellisimo me encanto por cierto soy sammy