Domingo, 09 de octubre de 2011

Vna noche baxo estrellas de acero

éramos tós dos en un igual lit,

el viento de la finiestra nos acariciaba,

pero las vánovas ya no necessitamos.

Siempre fue la misma hora,

los mismos minutos,

los mismos segundos.

Podrían passar cien siglos,

que no me daría cuenta.

Vn olor que desprendíase,

y que, quando tú no eras

seguía notãdo en oliendo me.

Aún notabábame el rocío de la noche

en la mañana ya tardía.

En aquesa noche baxo estrellas de acero

recuerdo que fugazmente cayose vna

y esta vez pude agafarla.


Publicado por Jmee @ 0:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios